El queso, dulce y yogurt generan empleos y dinamizan industria lechera

industria-láctea

 

Los pequeños y medianos productores de quesos, dulces y yogur absorben cerca del 70% de la producción nacional de leche, pues de 1.7 millones de litros que se producen diariamente en el país, demandan hasta 1. 2 millones, pero la gran mayoría opera en condiciones de informalidad y rodeados de necesidades.

Según los datos disponibles en el Consejo Nacional para la Reglamentación y Fomento de la Industria Lechera (Conaleche), en el país existen alrededor de 550 pequeñas queserías, de las cuales apenas 15 están formalizadas con su registro industrial, 60 poseen el Registro Nacional de Contribuyentes (RNC) y no más de 15 tienen pasteurizadoras.

Si bien varios queseros artesanales entrevistados valoran que el sector agropecuario y el apoyo a los pequeños y medianos empresarios se encuentren entre las políticas gubernamentales, entienden que hace falta establecer planes decisivos para contribuir con el desarrollo y optimizar la actividad de los pequeños procesadores lácteos.

Darío Oleaga, propietario de Quesos Oleaga, en San Francisco de Macorís, destaca que los pequeños queseros tienen un gran impacto en el sector agropecuario y dinamizan la economía nacional, ya que solo por la compra de leche a los ganaderos movilizan cerca de RD$20 millones diarios, lo que representa alrededor de RD$8,000 millones al año, sin incluir los gastos en transporte, insumos y otros.

Oleaga refiere que otro aspecto fundamental de las medianas y pequeñas queserías dispersas en todo el territorio nacional es que generan gran cantidad de empleos directos e indirectos en comunidades donde las fuentes de trabajo son escasas.

“Son muchas las familias que viven de nuestro esfuerzo, pues la cadena láctea involucra a los ganaderos, transportistas y transformadores”, apunta Oleaga.

Para el empresario francomacorisano, la falta de apoyo técnico y el financiamiento a largo plazo son algunos de los principales obstáculos que enfrentan los queseros artesanales.

“Yo me atrevo a afirmar que nosotros somos el sector más activo de la economía, pero tenemos muchas necesidades. Por eso necesitamos apoyo tecnológico y económico para, paso a paso, transformar la industria láctea y hacer quesos con más calidad y valor agregado”, plantea.

Con Oleaga coinciden otros empresarios del sector, quienes sostienen que la falta de equipos tecnológicos, sobre todo pasteurizadoras, y las precarias condiciones de sus infraestructuras son los principales factores que impiden el desarrollo de sus negocios, disminuyendo su rentabilidad.

“Nosotros tenemos muchos problemas; eso nos hace incompetentes y reduce nuestra rentabilidad”, declara Rafael Zorrilla, un quesero artesanal de Hato Mayor, quien procesa alrededor de 4,000 litros de leche diario. Además, comenta que a la escasez de recursos se suman los altos costos de producción, principalmente el alto costo de la energía eléctrica.

“Nosotros necesitamos que reconozcan nuestro esfuerzo y que nos den facilidades de préstamos para que nuestras empresas crezcan, porque las maquinarias y la tecnología que se utilizan en el sector lechero son muy caras”, expone Juan Hernández, de productos El Tren, de Puerto Plata.

Estos procesadores lácteos que no manejan marcas reconocidas dicen que muchas familias dependen de su labor y es por ello que necesitan mantener a flote sus empresas.

“Yo tengo 24 empleados y más de 150 pequeños productores dependen de mí, esto es una cadena de muchas familias”, resalta Evelio Ureña de Montecristi.

El titular de la Dirección General de Ganadería (Digega), Bolívar Toribio, señala que los pequeños procesadores de leche tienen un gran impacto en el sector agropecuario. Sin embargo, admite que existen muchos desafíos por superar, básicamente en cuanto a la higiene y las normas de calidad. Dice que para ello las pequeñas queserías deben ser objeto de una reconversión tecnológica que asegure la inocuidad del producto para el consumidor. “Hay muchas cosas que corregir para mejorar la calidad del producto, ese es el gran desafío, pero los productores, procesadores y el Gobierno tienen que trabajar juntos”, destaca.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s