Dama Sentada de Oviedo para reparación en taller de arte de la DGA

Dama  Sentada de Oviedo para reparación en taller de arte de la DGA

Por: Antonio Gonzales Duche

Restaurador de Obras de Arte de la DGA.

arte1

Acostumbrados a ver las obras de oviedo, su genialidad encontrándose con el proceso creativo, su discurso material sucediéndose con las técnicas mixtas que hacen emerger insondables que pueblan el lienzo de una infinidad de universos, atrapando  la mente del observador a continuar en sus repentinas formas. La obra Dama Sentada. Trazado ya el camino del estilo del maestro Oviedo se presenta despectivo en relación a sus congéneres. Firmado sin fecha con los rezagos de un deterioro en el abandono del tiempo.

Acabamos de asistir, a una exposición retrospectiva del maestro realizada en el Centro cultural el Mirador, en tres niveles, en diferentes técnicas, desde el dibujo definiendo en trazos precisos una obra, hasta los que se encumbran a murales, acuarelas sobre dibujos. Y sus obras fundamentales con el predominio del acrílico. Técnicas diversas pero un solo estilo, sea en el material que sea, como las demás obras que poseemos en la DGA. Técnicas que los que hemos vivido el momento metodológico como restauradores, del mismo autor y de otros maestros que podemos reconocerlo a simple examen visual.

Mas,  cuando de la conservación y la restuaración vaya a necesitar una obra, como debió necesitar esta obra. Oleo sobre tela de 40´´ X 30´´ fechada en 1970 por la parte posterior, que a consecuencia de la remodelación del espacio en que se encontraba, está en resguardo en nuestro taller y consecuentemente expuesto a nuestros exámenes debido a que había sido intervenido anteriormente, (se había comprado asi)  en la técnica de la cera. (Cera-resina debía de ser) técnica pensada especialmente por las organizaciones internacionales encargadas de salvaguardar los Patrimonios Culturales de los diferentes paises, especialmente obras de siglos pasados, y en regiones de climas frígidos. Técnica para deterioros extremos y como último recurso.

Proceso que traspasa los límites de la conservación, que es detener la continuidad de deterioro. En este caso aparentemente justificado, aunque el soporte o tela se encontraba en buen estado de conservación. La capa pictórica craquelada inusualmente.

Y la obra en sí, un poco distante de lo que nos hemos acostubrado a apreciar del maestro. Con una superposición de capas pictóricas casi sin ubicación en el tema, rematado por un espatulado que irrumpe la composición.

arte2

Como se podrá apreciar saturada de cera (de abeja) vista por la parte posterior, intervenida muy apresuradamente y quizá con desconocimiento del procedimiento y la razón porque, y para qué. Ya que esta técnica cambia la naturaleza de la obra. De lo que es, a una especie de encaustica, porque al penetrar la cera en la tela, ya no es la misma tela en sí. Ni las diferentes capas pictóricas puesto que su constitución está predominada por la cera. Fijada la capa pictórica, pero más susceptible si no se ha empleado la fórmula correcta que le da a la cera su plasticidad, y al soporte o tela su capacidad de resistencia. Porque de ser cera pura se fragamentaría con cualquier movimiento.

arte3

arte4

arte5

arte6

Por la parte posterior, se puede ver la magnitud de  la gravedad de las craqueladuras,  como también podemos ver que la problemática pictórica, ha sido resuelta en el sentido, que se ha detenido, pero que haya vuelto la capa pictórica al soporte o tela, no. Además quizás el intento de solución al haber sido trabajada la obra sin previo proceso de recuperación de la tensión superficial, hizo que pierda su dimensión original y que mantenga la distensión.

arte7

Aun distensado, rígido. Por el exceso de carga de la cera, en charcos y pegotes, que no ha sido retirado, dejando ver a pesar, las diferentes suciedades y el ennegrecido de los mismos en la parte superior.

Muy raras veces el resturador podría dejar a media intervención una obra, y en esta técnica, que va acompañada casi siempre de un re entelado, que soluciona el problema de los craquelados adhiriendo a su porte, como mantiene la tensión superficial, muchas veces más de lo que fue originalmente

Para nosotros, es posible rectificar estos errores garrafales, mejor dentro de la misma técnica. Primero retirando los excesos de cera, luego recuperando su tensión superficial y, con su misma cera adherir la capa pictórica. Como de ser necesario completar el proceso con el reentelado, y finalmente reintegrar las pérdidas. En caso contrario derivar a una técnica mixta retirando en lo posible la cera en su superficie vista.

Pero, el caso, que nos impulsa ha compartir el análisis de esta obra, es el hecho de su presencia en nuestro museo. Que en su momento debió de ser adquirida como se ha descrito. Más que por su problemática, y proposición pictórica por el autor .

No se trata de suspicacias, como no hubo suspicacia cuando fue adquida como está ahora. En su momento era establecer un fulcro. Un punto por donde re escribir una historia, por donde abrir una puerta a todo el que está implicado en arte hacia las instituciones.

Un comentario sobre “Dama Sentada de Oviedo para reparación en taller de arte de la DGA

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s