El “Sur Futuro” tiene 15 años de labor social

Sur FuturoLa Fundación Sur Futuro cumplirá el próximo mes de noviembre 15 años de servicio social. Un trayecto que ha tenido la dirección de doña Melba Segura de Grullón, quien ha recorrido un largo camino para lograr el desarrollo de una región que requirió de su visión, valores y constancia.

Oriunda de Padre las Casas, Azua, tuvo la inquietud de fundar una institución que beneficiara a las personas más necesitadas. La perseverancia y la participación activa en organizaciones filantrópicas le mostraron las ventajas de institucionalizar las acciones de ayuda, para así, lograr organismos efectivos, sostenibles y duraderos.

Ese precepto e inquietud personal permanente la motivó a crear en noviembre de 2001 la Fundación Sur Futuro, como una forma de consolidar lo que su organización pretendía: “Ser un punto de apoyo para quien más lo necesite”.

A propósito de su décimo quinto aniversario, Melba Segura de Grullón refleja para LISTÍN DIARIO los logros de Sur Futuro con el impulso a iniciativas comunitarias, proyectos de desarrollo integral y la protección al medio ambiente.

Sensibilidad 

Melba Segura confiesa que desde niña sintió un apego por los problemas de la comunidad, de los campesinos, las mujeres, los niños y los pequeños productores. Para ella, esa cualidad significó un indicio de que en un futuro se dedicaría a obras altruistas.

“Siempre he creído en la gente, por encima de sus aciertos y desaciertos. La vida me ha enseñado que cuando apoyas y ayudas a los demás, sin ninguna distinción, también te ayudas a ti mismo. Esa es mi fe y por eso siempre lucho para que el Sur y mi país tengan un mañana mejor”, revela.

Primeros proyectos

El inicio de la Fundación sentó como bases diversas áreas de trabajo, que incluía el apoyo a organizaciones comunitarias, la protección de la Madre Tierra, entre otros. Y todo eso requería una respuesta inmediata. Consideraron, entonces, dos áreas prioritarias que serían las columnas estratégicas de la Fundación, como el desarrollo social, la protección de los recursos naturales y el medio ambiente.

Sobre esto, doña Melba apunta: “No se puede lograr un desarrollo completo, sino se protege el medio ambiente y se conservan los recursos naturales, que sostienen la vida material, en especial los del Sur, ya que las condiciones de aridez hacen más frágiles sus ecosistemas, en particular por la deforestación que provoca la sequía de los ríos. Esto  nos llevó a establecer el vivero forestal más grande del Sur, con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, y de otros aliados importantes”.

También dice que los primeros proyectos ejecutados por Sur Futuro estuvieron dirigidos a satisfacer las necesidades más básicas de comunidades pobres del Sur, como son dotación de viviendas, operativos médicos para niños con defectos visuales y labios leporinos, apadrinamiento de escuelas y reforestación en las cuencas de los ríos Las Cuevas, Grande y Yaque del Sur, de los cuales depende el Suroeste.

“Es indescriptible la emoción que transmite una familia que pasa de una vivienda precaria a una vivienda propia y dignificante. Pero no existe palabra para contextualizar el brillo extraordinario de un niño que recupera la visión o la sonrisa en sus labios luego de una operación que jamás hubiera podido pagar su familia. Y me colma de una profunda satisfacción el resultado de reforestar, de reconstituirle al medio ambiente lo que se le ha quitado. La naturaleza lo agradece” manifiesta la directora.

Un 2016 de iniciativas

En este año, Sur Futuro continuará con programas que sirvan de impulso para  su misión de contribuir al desarrollo económico, social y humano de las comunidades pobres de República Dominicana. Iniciativas que aporten su granito de arena a la gestión sostenible del medio ambiente y los recursos naturales, incrementando el capital humano y social, y las oportunidades económicas de las comunidades pobres.

Para lograrlo,  pretenden fomentar tecnologías y prácticas de producción sostenibles y de adaptación al cambio climático. Las alianzas con las comunidades y los sectores público y privado servirán como soporte para profundizar estos programas.

“Programas vitales como Alerta Joven, Sur Solar, Cultivando Agua Buena, Premio a la Siembra de Agua, NEO y Mujeres Rurales del Futuro, para citar unas cuantas, son posibles gracias a estas ejemplares alianzas. En entrega futuras desglosaremos los logros y aspiraciones de estas y otras estrategias primordiales.

Nos gusta definir nuestro trabajo como “Abriendo surcos de esperanzas”.  El 2016 es sin dudas un año en el cual abriremos nuevos caminos en la dirección de nuestros sueños”, destaca Melba Segura de Grullón

Preguntas

La fundación ha contribuido a un fomento de la cultura ambiental ¿Pero, cree que la sociedad desarrolla la conciencia ambiental?

  1. Ese es el gran desafío que tenemos como país. Cada día se requiere aumentar los niveles de esfuerzos y concertación para que esa conciencia ambiental que estamos viendo manifestarse en nuestros jóvenes y en la mayoría de los sectores de nuestra sociedad aumente sostenidamente. La conciencia ambiental de los que habitamos esta media isla, puede sonar a utopía, pero es necesaria para la sobrevivencia de nuestra nación como sociedad civilizada y nos marca el camino para dar pasos efectivos que estamos dando en esa dirección.

¿Cuáles son los riesgos que presenta el país en torno al tema medioambiental, y que, desde la fundación usted ha hecho énfasis constante?

  1. La erosión y degradación de los suelos, fruto de la deforestación y prácticas agrícolas inadecuadas, amenaza nuestros ríos y los medios de vida de las futuras generaciones. Todavía en muchas de nuestras comunidades se utilizan prácticas de tumba y quema; se cortan los arboles de las montañas para sustituirlos por cultivos de guandul y habichuela, con lo cual los productores reciben escasos recursos a cambio de comprometer su único bien, la tierra.

Es muy triste ver como muchos productores han tumbado los bosques de café, grandes productores de agua que alimentaban los ríos de nuestros campos, porque sus plantaciones, acosadas de plagas y enfermedades ya no rendían lo suficiente.

En respuesta, Sur Futuro se ha enfocado en lograr que los comunitarios de nuestros campos, en especial los habitantes en zonas de montañas pobres y excluidas, tengan acceso a tecnologías apropiadas, asesoría técnica y apoyo financiero para producir en forma rentable en armonía con el medio ambiente y la protección de sus recursos naturales.

¿Y el cambio climático?

El cambio climático constituye una amenaza real para el planeta y sus efectos impactan significativamente  nuestro país, situado en una isla pequeña, en la ruta de tantas familias que dependen de la lluvia, a veces hasta para comer, todo lo cual nos hace uno de los países más vulnerables del mundo a este fenómeno climático. Ya se empiezan a notar sus efectos en nuestros campos, donde el incremento en la duración de la sequía ha provocado pérdidas cuantiosas de las cosechas. La Fundación tiene una Unidad de Cambio Climático que desarrolla programas para asistir a las familias y comunidades en el proceso de adaptación a los efectos del mismo.
La Fundación Sur Futuro ha implementado iniciativas que aportan un grano de arena a la gestión sostenible del medio ambiente y los recursos naturales, incrementando el capital humano y social. Ha fomentado proyectos para crear oportunidades.

Fuente: Listín Diario

 

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s