Si tengo papele, soy libre.

Coquero, frutero, pintor, motoconchista y marchantas en el mercado, todos se inscribieron en el Plan de Regularización. Con pasaporte o acta de nacimiento. Llegaron, dicen, pagando visa o pasaje. Envían regularmente dinero a sus familiares en Haití. Tener la oportunidad de regularizarse, lejos de ser una tortura, ha sido para ellos una bendición: “Si tengo … Sigue leyendo Si tengo papele, soy libre.

No te quede atrá

Jean Bayard Moïse cruzó a República Dominicana en 1998. Se asentó en Elías Piña donde trabajó cosechando maní, sembrando y cortando arroz. Luego cogió para la capital y desde entonces vende frutas. Ahora en Gazcue. Nunca ha tenido problemas con los dominicanos. "Ni un día, ni medio día". Así de enfático quiso ser para explicar … Sigue leyendo No te quede atrá

Sin ninguna maldá.

En el pequeño Haití, Santo Domingo, tiene Rubén Cheri su barbería. Nació en Barahona de padre haitiano y madre dominicana. Improvisa un rap:”No se dejen llevá de lo que digan de República Dominicana mi pana/ aquí tán la gente bacana… No te ponga hablá falacia por allá/ sólo tiene que visitá/ la isla de verdá, … Sigue leyendo Sin ninguna maldá.

La embajadora de Francia ve positiva la política migratoria de RD

La embajadora de Francia en el país, Blandine Kreiss, afirmó que República Dominicana es un país soberano y por tanto tiene el derecho de implementar la política migratoria que establezcan sus leyes sin que nadie tenga que decir nada al respecto. Sin embargo, admitió que tanto a su país como a la comunidad internacional les … Sigue leyendo La embajadora de Francia ve positiva la política migratoria de RD

Mwen byen nan peyi dominiken

Yo bien en el país dominicano, dice Felix Bonissette en creole. Alexis, Olis, Alfred, Joudne y Felix son obreros agrícolas en fincas arroceras de Angelina, Cotuí. En Haití no hay trabajo para ellos. Su gobierno no tiene políticas para crear empleos. En República Dominicana tienen buenos amigos, excelentes vecinos y ganan bien. “Allá no estaba … Sigue leyendo Mwen byen nan peyi dominiken

Me siente bien aquí.

Cuando Reyneld François entró desde Haití a la República Dominicana por primera vez tenía 15 años. Lo hizo por el monte, caminando a pie, por Juana Méndez. Sin papeles. Sin “pwoblem”. Ahora vive en Mao, Valverde, trabajando en una granja de conejos con otros haitianos y dominicanos. Se siente bien en República Dominicana. Gana dinero y … Sigue leyendo Me siente bien aquí.